Artemis I: «La humanidad finalmente regresa a la Luna»

¿Cómo pasó el momento en que los segundos finales de la cuenta regresiva rodaron y el cohete despegó?

Mi corazón no solo saltó, saltó. La raza humana finalmente ha regresado a la luna. Esta vez no en una carrera entre Oriente y Occidente, sino en un esfuerzo de equipo. Estoy orgulloso, feliz y agradecido de que ahora estemos embarcados en este viaje juntos y de manera sostenible. Porque no solo queremos aprender cosas nuevas sobre la luna, sino también mucho sobre nuestro planeta. Una serie de rastros que aún son identificables en la Luna ya no son reconocibles debido a la erosión. A largo plazo, también es el primer paso hacia Marte. W: Es la primera vez que los estadounidenses confían en un componente que no proviene de los Estados Unidos para una misión tan grande.

© Centro Aeroespacial Alemán (DLR) (detalles)

Walther Pelzer El ingeniero mecánico graduado ha sido miembro de la junta directiva del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) desde 2018. También dirige la Agencia Espacial Alemana en DLR con sede en Bonn.

Te refieres a «Unidad de Servicio Europea». ¿Qué es exactamente y por qué es tan importante?

Es la cocina, el baño, el almacenamiento y el centro de energía de la cápsula Orion, todo en uno. Contiene el motor principal y suministra energía a través de cuatro paneles solares, regula el clima y la temperatura en la nave espacial y almacena suministros de combustible, oxígeno y agua para la tripulación. Es un hito importante para futuras misiones de exploración de astronautas a la Luna, pero también a Marte y más allá.

Entonces, sin la ingeniería alemana, ¿Estados Unidos no habría podido regresar a la luna?

Yo lo diría con más cuidado. Pero sí: el mecanismo de gestión ambiental es un componente de misión crítica. El hecho de que Estados Unidos cuente con nosotros es un gran voto de confianza en el desempeño de las naciones espaciales europeas, especialmente en Alemania. ESM no se llama «Bremen» por nada, porque se ensambla principalmente en Bremen en Airbus. Y podemos fabricarlo competitivamente. Si la NASA va a comprar algo similar en Estados Unidos, tendrá que pagar mucho más.

READ  Basteln am Protonenstrahl - wissenschaft.de

Chiquita Velazco

"Amigo de los animales en todas partes. Fanático de Twitter malvado. Evangelista de la cultura pop. Introvertido".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *