Escape from Cuba – Varados en México

La foto muestra a personas en la frontera entre México y el estado estadounidense de California, aquí en el puesto de control de Ote Mesa. (AFP / Frederic J. Brown)

Miles de cubanos que ingresaron a México desde Guatemala esperan frente a las autoridades migratorias en la ciudad fronteriza de Tapachula para obtener los papeles que les permitan pasar a la frontera con Estados Unidos. Luis Angel, de 27 años, de Holguín, al este de Cuba, hace cola para los ejemplares importantes.

“En los últimos cuatro meses, la vida en Cuba se ha vuelto más difícil. Simplemente no hay más comida. Ni siquiera por dinero. He cerrado las puertas para comenzar mi propio negocio. Reparé teléfonos celulares, pero tuve que hacerlo por el precios altos. Impuestos Cerraré mi tienda “.
Al menos 11.000 cubanos cruzaron México entre octubre y mayo para buscar asilo en la frontera de Estados Unidos. En el mismo período del año pasado hubo solo la mitad de ese número.

Doce semanas de espera

Alberto Martínez se dirigió a la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, 3.000 kilómetros al norte. Realmente quiere ir a los Estados Unidos, que es casi de fácil acceso detrás de las vallas fronterizas y el río, pero legalmente. Quiere solicitar asilo político. Martínez había estado esperando su primera cita con las autoridades estadounidenses en doce semanas. Vive en México sin papeles válidos. Conseguir eso se ha vuelto casi imposible en los últimos meses. Esta es una de las razones por las que menos cubanos vienen a Ciudad Juárez:

“En México ahora hay controles en las carreteras y redadas en todas partes. Ya no nos dan un pase. Ojalá podamos entrar a los Estados Unidos legalmente en lugar de cruzar el río fronterizo a nado como muchos centroamericanos. La legalidad en México ya no es posible porque no estamos Permitido presentar más papeles. ¡Ahora te llevarán y te deportarán a Cuba! ”

READ  Asesinato por codicia: el juicio de 37 años

Miedo a la persecución al regresar

La deportación es un desastre porque los refugiados republicanos son tratados como traidores en la isla socialista.

“Todo el que debería regresar está siendo perseguido. El gobierno se siente rechazado por nosotros porque salimos del país – irregularmente desde su punto de vista. Yo entré a Nicaragua como turista con el pretexto de querer ir de compras allí. Los que fueron deportados a Sentirse más en control del Estado no se permitirá nuevamente. Salir de Cuba legalmente, ni siquiera como turista “.

México – Solo una parada

Los retornados no se enfrentan a nada: los cubanos suelen vender todas sus posesiones para intentar escapar. México deportó a unos 500 cubanos en los primeros cinco meses de este año. Eso es el triple de lo que fue en todo 2018. Poco antes de asumir el cargo en diciembre, el presidente López Obrador prometió menos deportaciones. Pero la presión del gobierno de Estados Unidos fue demasiado alta.

Miles de cubanos ya se han visto obligados a vivir en Ciudad Juárez. Incluso tienen su propio restaurante de comida cubana, la Pequeña Habana, con la bandera nacional frente a la puerta y fotografías de su capital en las paredes. Para el joven médico que ha trabajado en Brasil durante años y que prefiere no ser identificado, México sigue siendo solo una parada:

“No, no tengo absolutamente ningún deseo de quedarme aquí. ¡Mi sueño es Estados Unidos! ¿Lo entiendes? Desde que nos embarcamos, este ha sido nuestro objetivo”.

Rodrigo Linan

"Aficionado a la música. Amante total de las redes sociales. Especialista en viajes. Apasionado gurú de la televisión".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *