Trabaja la enfermera mexicana Schwandorf

Dos mujeres en autoridad: Yud Hilbert (izquierda), directora de sala del Departamento de Ginecología y Obstetricia y Ginecología del Hospital St. Barbara, y la Hermana Barbara Moreno Leva de México.

Imagen: Thomas Doppler

Es una coincidencia que la Hermana Bárbara y el Hospital St. Barbara deban sus nombres a la misma santa. Sin embargo, la amistad de 33 años de todo el Pacífico y la clínica moderna en el Alto Palatinado se encontraron como resultado de una campaña dirigida. Existe un plan para contratar enfermeras mexicanas con el apoyo de la Agencia Federal de Empleo. Permite a los trabajadores calificados de México desarrollar aún más sus conocimientos técnicos y profesionales. Y ayuda a paliar la urgencia de la enfermería en las instalaciones alemanas.

El administrador del barrio, Yud Hilbert, que supervisa a la hermana Bárbara, sabe que los cuatro extranjeros son los primeros mexicanos contratados en el Hospital St. Barbara. Eso fue hace dos años. Tanto hombres como mujeres tenían que completar primero un curso de acreditación porque el conocimiento que llegaba de casa no podía transferirse a un sistema de mantenimiento alemán. Entonces los recién llegados deberían ser bien recibidos en los equipos: “Necesitan aprender bien el idioma e integrarse”. Yud Hilbert dice felizmente que la hermana Bárbara fue “completamente exitosa” y no abandonó la fama: “Se ha convertido en una buena sirvienta”.

No está tan claro como hace dos años. “Todo era tan extraño para Barbara, todo era un territorio nuevo para nosotros”. Sin embargo, para Barbara Moreno Leva, el empleo en Swandorf Hospital no es nada nuevo. Estudió enfermería en México y luego trabajó como enfermera pediátrica durante ocho años, más recientemente en ambos lados de la frontera entre México y California, en las ciudades de Tijuana y San Diego.

READ  Jueves digital de mayo: pensamiento innovador con la conferencia mundial

Dos problemas para dominar

Como explica el dirigente, existe una diferencia entre si alguien de un país de la UE o de un tercer país como México quiere trabajar en un hospital. Estos últimos requieren reconocimiento estatal primero, mientras que los demás no lo tienen. Barbara Moreno Leva tiene más probabilidades de calificar cuando llegue a Alemania después de graduarse de enfermería a domicilio. “Sin embargo, la atención alemana es completamente nueva para ellos, porque aquí también brindamos atención básica, no existe tal cosa en el extranjero”, explicó Yut Hilbert. En el extranjero, a nadie le importa: “Nadie lava a la gente, los ayudantes lo hacen”. Las enfermeras son como “la mano derecha e izquierda del médico”. Entonces se entregan en medicamentos, diagnósticos, etc.

Cuando los trabajadores extranjeros llegan al cuidado de Alemania, hay dos problemas, dice Hilbert: “Primero, se les degrada como asistentes de cuidado hasta que estén acreditados. Luego se les permite volver a trabajar como cuidadoras como hermana. Bárbara ahora”. Deben aprender lo básico cuidado en Alemania, con todos los recortes – “A algunos les gusta, pero a otros no”. Cuatro mexicanos en Santa Bárbara lo querían, ahora con experiencia en cuidados básicos.

Quiero quedarme en alemania

Barbara, de 33 años, tiene algunas ventajas en Alemania. “El trabajo aquí es excelente, al igual que la paga”, asegura. Siempre ha habido escasez de material en los hospitales de México y todavía hay muchos pacientes a los que prestar atención. “No quiero perder la oportunidad de representar a este refugio”. En 2019 vino a Alemania y fue directamente a Swandorf. “Al principio vivía en la casa de las enfermeras, pero ahora tengo un bonito apartamento, a solo cinco minutos a pie del hospital”.

READ  Playas de ensueño y calor con Jonas Teachman en México

Habla muy bien el alemán y tiene que hacer un curso de seis meses en México y, tras su llegada, un curso de seis meses en Ratisbona. No se arrepintió de la mudanza. “Todos son tan hermosos aquí. Si los pacientes descubren que soy de México, siempre se llama tequila”. La hermana debería reírse y se nota que se siente aceptada. Así que también está pensando en quedarse en Alemania, especialmente desde que obtuvo su certificado. Eso fue hace una semana, y dice que ahora es una “enfermera y de salud” reconocida por el gobierno.

Aunque piensa que Skandorf es hermoso y ya ha explorado a fondo los alrededores, la cuestión de la vivienda todavía surge. “Hablo por teléfono con mis padres y hermanos todos los días. Me mudé a México en marzo”. Pero ella no quiere volver, parece claro. Esta decisión hará las delicias de sus compañeros por un motivo concreto. La hermana Barbara es una pastelera talentosa. Estar en el equipo siempre trae momentos deliciosos. “He estado horneando pasteles desde que tenía doce años”, revela. Por supuesto, también trae sus pasteles al trabajo. Excepto el día en que se anuncie que recibirá reconocimiento. El gerente de la estación, Yud Hilbert, y el equipo tomaron la cuchara para mezclar ellos mismos y sorprendieron a Barbara con otros artículos.

El Hospital St. Barbara Swandorf solo ofrece una sala de obstetricia en el distrito

Schwandorf

“Todo era tan extraño para Barbara, todo era un territorio nuevo para nosotros”.

El gerente de la estación, Ut Hilbert, comenzó hace dos años

Imagen: D.T.

El gerente de la estación, Ut Hilbert, comenzó hace dos años

El gerente del barrio, Yud Hilbert (quinto desde la derecha) y el ginecólogo y obstetra tomaron la cuchara mezcladora después de la graduación y sorprendieron a la hermana Bárbara (sentada) con las golosinas.

Imagen: Claudia Seeds / exb

Fondo:

  • Barbara Moreno Leva es una de las 1,000 mujeres y hombres de México y Brasil que buscan la felicidad profesional en Alemania y trabajan aquí en el campo de la enfermería.
  • La mujer de 33 años trabaja como enfermera en el campo de la ginecología y la obstetricia.
  • Los otros tres compañeros de la hermana Bárbara se encuentran en el Hospital Schwandorf: Carlos Verdeza, que trabaja en cardiología (cardiología), Alejandra Ugarde (geriatría) y Ills Renderia (unidad de cuidados intensivos).

Fabricio Baca

"Webaholic orgulloso. Analista. Pionero de la cultura pop. Creador. Pensador malvado. Fanático de la música".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *